4 consejos para trabajar en casa

La propagación mundial de COVID-19, el nuevo coronavirus, mantiene a la gente en casa. Las grandes conferencias, incluyendo el Congreso Mundial de Móviles y Google I/O, han sido canceladas para disminuir el riesgo de propagación de la infección. Algunos empleadores están alentando o incluso exigiendo a la gente que trabaje desde casa. Te recomiendo comprar en papeleria online para ahorrar mucho dinero en material de oficina.

Aprender de la experiencia de otros

He trabajado a distancia durante más de cinco años, y tengo amigos y colegas que también lo han hecho. Todos nos enfrentamos a desafíos únicos, no sólo porque tenemos personalidades diferentes, sino también por nuestros diversos estilos de vida y el tipo de trabajo que cada uno hace. Aún así, muchos de los problemas principales que enfrentamos como empleados remotos son los mismos.

Tener más habilidades

Todos los que trabajan a distancia tienen que averiguar cuándo trabajar, dónde trabajar y cómo crear límites entre el trabajo y la vida personal. ¿Qué pasa con el equipo de oficina, el desarrollo de la carrera, las oportunidades de formación y la creación de relaciones con los colegas? Trabajar a distancia, especialmente cuando se trabaja desde casa la mayor parte del tiempo, significa resolver estas cuestiones y otras. A continuación se ofrecen algunos consejos para llevar una vida mejor y más productiva en el trabajo a distancia, basados en mi experiencia y en lo que he aprendido de otros.

Mantener un horario regular

Establece un horario, y apégate a él… la mayoría de las veces. Tener pautas claras sobre cuándo trabajar y cuándo dar por terminado el día ayuda a muchos trabajadores remotos a mantener el equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Dicho esto, uno de los beneficios del trabajo a distancia es la flexibilidad, y a veces es necesario extender el día o empezar temprano para adaptarse a la zona horaria de otra persona. Cuando lo hagas, asegúrate de terminar más temprano que de costumbre o duerme un poco a la mañana siguiente para compensarlo.

Las aplicaciones de seguimiento automático del tiempo, le permiten comprobar si está cumpliendo con su horario. También pueden ayudarte a saber a qué horas del día eres más productivo en comparación con las que no lo eres. Puedes usar esa información a tu favor reservando tus horas de mayor concentración para tus tareas más importantes.

Crear una rutina matutina

Decidir que te sentarás en tu escritorio y empezarás a trabajar a una hora determinada es una cosa. Crear una rutina que te guíe a la silla es otra. ¿Qué es lo que en tu rutina matutina indica que estás a punto de empezar a trabajar? Puede ser hacer una taza de café. Puede ser volver a casa después de correr. Puede ser vestirse (el uso de pijamas es una ventaja para algunos pero una mala estrategia para otros). Una rutina puede ser más poderosa que un reloj para ayudarte a empezar cada día. Digo «mañana», pero no todos los que trabajan desde casa siguen un horario de nueve a cinco. Tu rutina de «empezar» puede ocurrir en otro momento del día.