¿Cómo funciona un plc?

Rate this post

Un controlador lógico programable industrial (PLC) es un tipo de ordenador dedicado a la automatización de procesos industriales o al control de máquinas industriales o robots en la fábrica, por ejemplo.

¿Cómo funciona un plc?

Pero la API o PCL difiere del ordenador en varios aspectos:

  • Su memoria es programable por un programador no informático, utilizando un lenguaje adaptado.
  • Dispone de entradas y salidas industriales que permiten su conexión directa a los sensores.
  • Está diseñado para poder funcionar en condiciones difíciles en términos de temperatura, polvo, humedad, vibraciones, microcortes, etc., por ejemplo.

Los PLCs son particularmente apreciados en el sector industrial por su robustez, reactividad y simplicidad en términos de mantenimiento.

La arquitectura de un PLC

Para recibir información sobre el estado del sistema y controlar los preactuadores según el programa escrito en su memoria, el regulador programable industrial debe estar formado por tres elementos:

Un procesador (o Unidad Central de Proceso, CPU): su función consiste en procesar las instrucciones que componen el programa operativo de la aplicación, gestionar las entradas y salidas, monitorizar y diagnosticar el PLC (mediante pruebas lanzadas regularmente), y establecer un diálogo con el terminal de programación.

Una memoria permite el almacenamiento de las instrucciones que constituyen el programa de operación, así como de diversas informaciones. Puede ser RAM (que puede modificarse a voluntad pero que se pierde en caso de corte de corriente) o ROM.

Interfaces de entrada/salida: permiten al procesador recibir y enviar información. Estos dispositivos de entrada y salida pueden producir señales discretas, digitales (son salidas de todo o nada, con información que proporciona sólo dos estados) o analógicas.

Su funcionamiento sigue el siguiente esquema:

  • Lectura de la información de entrada (de sensores, interruptores, pulsadores, etc.)
  • Ejecución, gracias al procesador, de cálculos (secuencia, temporización, conteo…) en función de los estados de entrada.
  • Actuación a la salida (mediante válvulas, alarmas, lámparas, ventiladores, motores…)

Los sistemas PLC están generalmente disponibles en dos formas: en una sola caja (o caja) y en una versión modular/rack. Los primeros corresponden principalmente a PLCs pequeños, con hasta 24 entradas y 8 ó 16 salidas. Los sistemas de montaje en rack ofrecen un mayor número de entradas y están formados por módulos separados, a menudo montados en raíles en un armario metálico.