Cómo implementar un sistema simple de contabilidad de costes por procesos

Rate this post
  1. Negocios
  2. Contabilidad
  3. Cómo implementar un sistema simple de contabilidad de costes por procesos

Libro Relacionado

Por Stephen L. Nelson

Los sistemas de contabilidad de costes por actividades (ABC) no tienen por qué ser tan complicados, sobre todo si sólo desea una mejor asignación de sus gastos generales en lugar de un sistema que mire los factores de coste o las actividades que comprenden sus gastos generales. El abecedario puede ser bastante sencillo. Esto es especialmente cierto en una pequeña o mediana empresa. De hecho, probablemente pueda implementar un sistema ABC bueno y de primera clase siguiendo los siguientes cuatro pasos:

  1. Verifique que tiene suficientes gastos generales para preocuparse. Si usted está en un negocio con grandes márgenes de grasa y gastos generales muy bajos, el ABC puede no tener ningún sentido para usted. El valor incremental que se logra asignando con mayor precisión los gastos generales puede ser simplemente una manifestación de un trastorno de personalidad obsesivo-compulsiva en lugar de una buena contabilidad.
  2. Debe hacerlo si decide que desea asignar una parte o una parte de sus gastos generales mediante un enfoque ABC. No pierda tiempo tratando de asignar con precisión algunos montos de un centavo por adelantado (a menos que sean sencillos de asignar y que se puedan hacer al mismo tiempo que el proyecto más grande). Vaya a por la mayor explosión que pueda conseguir por su dinero. Cree un sistema ABC que asigne, con un mínimo de esfuerzo, una gran parte de sus gastos generales. No te pongas muy pedante.
  3. Identifique las actividades principales que consumen los gastos generales: cuantas menos actividades pueda utilizar para hacer esto, más fácil será su contabilidad. Encuentre un puñado de actividades que le permiten asignar de manera justa y precisa los gastos generales a las líneas de productos. Ese es el panorama general.
  4. Una vez que haya identificado el puñado de actividades que le permiten conectar los gastos generales a los productos, asegúrese de usar la medida apropiada -también conocida como generador de costos- para vincular los gastos generales a las líneas de productos o líneas de servicio.

Un sistema ABC es una herramienta para gestionar sus gastos generales y la rentabilidad de los productos o servicios que vende. En la práctica, usted quiere centrarse en los grandes gastos generales y, al final, todo lo que realmente quiere es un sistema ABC que produzca números útiles, números que le ayuden a pensar de forma más clara y creativa sobre su negocio.