Cómo Hablar el Lenguaje del Yoga en los Entrenamientos Mente-Cuerpo

Rate this post

En Sánscrito – el lenguaje del Yoga – los acentos no están en las posiciones tradicionales del inglés de la segunda o tercera sílaba, así que vigila tus respuestas automáticas cuando las dices en voz alta. Usted puede escuchar estas palabras de diferentes maneras, pero trate de dejar que las palabras se le salgan de la lengua de una sola vez sin hacer un gran énfasis en ninguna sílaba.

Y que todas las sílabas se alarguen grácilmente en lugar de moler o hincharse hasta detenerse, como es común en inglés.

  • Asana (ah-sah-nah): Esto significa literalmente”postura”. Una postura puede ser de pie, puede ser sentada, pero es una postura estacionaria En Yoga, una palabra sánscrita descriptiva es pegada en el frente de la palabra “asana” para crear una postura específica. Por ejemplo, uno que usted ve temprano y a menudo en este libro es “tadasana” (tah-dah-sah-nah). En sánscrito, tada significa palmera, que es un árbol alto y majestuoso. Y eso es lo que es tadasana: una postura alta y majestuosa (llamada Postura de Montaña en su traducción inglesa).
  • Chakra (tshah-kra): En realidad se escribe “cakra” a pesar de la adición común en inglés de una “h”, un chakra es un centro de energía entre la parte superior de la cabeza y la base de la columna vertebral. Chakra significa literalmente “rueda”, piensa en estos centros de energía como pequeños molinetes. Si el viento se detiene o usted sostiene el extremo de una punta, deja de girar o gira muy lentamente. Lo mismo sucede con sus centros de energía, que se cree que son ruedas que giran activamente – a menos que su energía esté bloqueada.
  • Mudra (moo-drah): Un mudra es normalmente un gesto de la mano añadido a una postura. Sin embargo, no se trata de cualquier gesto de la mano, sino de uno que se dice que “sella” o “bloquea” la energía vital dentro del cuerpo. Se dice que cuando la energía vital se escapa, puede causar mala salud e infelicidad. “Namaste”, es un mudra.
  • Namaste (nah-mah-stay): Tanto si quieres encontrar un equilibrio espiritual a través del Yoga como si simplemente quieres ejercitarte, usas namaste. Es una posición simple de oración con las manos delante del esternón, los pulgares tocando el esternón, los dedos y las palmas de las manos presionados, y los codos en alto. Muchas asanas o vinyasas comienzan o terminan con una posición que incluye namaste, tal vez has estado en clases de ejercicios tradicionales donde todos aplauden al final? Bueno, en Yoga, encuentras un momento de silencio con las manos en namaste, luego todos los estudiantes se inclinan un poco hacia el maestro y dicen, “Namaste” como los maestros también se inclinan un poco a cambio diciendo, “Namaste”, que se traduce vagamente como “Que la luz divina esté contigo” o “Yo saludo a la luz divina dentro de ti”. Una buena palabra de despedida, bendición, y gracias, ¿no crees? Si no tienes mucha flexibilidad en tus antebrazos, incluso juntar las palmas de las manos y los dedos puede ser un estiramiento doloroso. ¡No lo fuerces! En su lugar, simplemente entrelaza tus dedos de alguna manera en tu pecho para que puedas obtener la conexión de energía. También puede bajar los codos con las palmas de las manos juntas.
  • Pranayama (prah-nah-yah-mah): Como una palabra, esto significa”control de la respiración”. Controlar su respiración le ayuda a concentrarse y a mejorar su salud. Esta palabra proviene de “prana”, que significa “fuerza vital” o “energía vital”. Usted ayuda a que la fuerza y la energía de su vida fluyan suavemente sin obstáculos ni golpes mediante el uso de un buen control de la respiración.
  • Vinyasa (vee-nyah-sah): Esto significa “secuencia” y se utiliza bastante en ciertos estilos de Hatha Yoga, donde la vinculación suave de las asanas en un vinyasa es un principio básico de la práctica. No importa el estilo que practiques, trata de unir tus asanas (posturas) para que fluyan.